“Les lieux peuplez seront inhabitables.”

“Los lugares poblados serán inhabitables”

Nostradamus – Profecia XVC

 

“Abandónate completamente a tus obsesiones.

Al fin y al cabo, no tienes nada mejor”

Decálogo de Jan Svankmajer

Obra - Las Aristas 5


 

LAS ARISTAS

Las Aristas se componen de 5 litrografías originales de Emmanuel Lafont. El artista ha dibujado las imágenes directamente sobre piedras litográficas. Han sido estampadas a un color en papel somerset velvet antique white de trescientos gramos.
La edición consta de cincuenta ejemplares y dos pruebas, firmados y numerados por el autor.

 

“Las Aristas” ha sido editado por la galería Yusto / Giner (Marbella) y estampado en el Taller 6a (Mallorca) en octubre de dos mil catorce.
Emmanuel Lafont

LAS ARISTAS

 

Con los párpados temblorosos de los primeros minutos del sueño y el vértigo que produce la extraña sensación de caer sin caer al vacío, a ti, soñador que detiene el mundo para centrar la atención en los detalles, que gustas de las fronteras inciertas y te sientes atraído por el poder turbulento de la imaginación, te invito a recorrer “las aristas” de Emmanuel Lafont como si se tratase de un país lejano entre paréntesis, una nota escrita al margen, una estrella mutilada en mitad de la noche.

Al estilo de los grandes soñadores, Los fairytales y el romanticismo, el surrealismo y el simbolismo, y emparentado con las visiones fantásticas de los grandes maestros de La animación, Starewitch, Svankmajer y los hermanos Quay, las escenas que imagina Lafont se mueven entre lo extraño y lo familiar, lo orgánico y lo mecánico, lo siniestro y lo real.

Sus trazos están vivos, latentes. Como en una película en pause, todo está a punto de suceder: un hombre diminuto que riega una sopera desde un monolito flotante mientras un lobo lo acecha, un conejo sin muelas diseccionado al estilo de los especímenes naturales de un Gabinete de curiosidades, cabezas craqueladas de muñecos confundidos con personas que gravitan alrededor de un planeta no circular, un solitario árbol urbano que sobrevive en mitad de un cementerio de coches abandonados. Solo Los curiosos, los exploradores del abismo, se atreverán a darle al play y adivinar qué va a suceder.

Adentrarse en el imaginario de Lafont es sumergirse en una deriva literaria donde nada tiene fin. Visionario e intuitivo, en esta particular colección de litografías plagada de elementos punzantes, Lafont nos desvela un planeta envenenado por la incomunicación, por la desaparición de las formas de vida como consecuencia de la pérdida de hábitats y por el irrevocable paso del tiempo.

Un microcosmos animal, vegetal y mineral donde los objetos conforman un ecosistema propio que nos permite profundizar en los aspectos autobiográficos siempre presentes en su producción artística: la fragilidad, la vulnerabilidad y la otredad del artista, que se mueve salvando obstáculos entre las aristas de una sociedad encorsetada, sin lugar para la poesía.

Atraídos y a la vez incómodos, los espectadores de este thriller onírico protagonizado por extraños personajes presentes y ausentes, contemplamos las imágenes como espectadores del fin del mundo, como si acabásemos de descubrir un secreto indeseable y un artista subversivo nos recordase que el hombre (y por ende el artista) también es una especie en extinción.

Ana Robles
Málaga, Septiembre de 2014